Tu cuerpo, un todo.

Pedagogía Corporal

Trabajo para tus pies.

Deja un comentario

Estos vídeos son muy interesantes y nos explican como podemos trabajar los pies, dedos en garra, metatarsalgia, neuroma de Morton, dedos en martillos, etc…

Anuncios


Deja un comentario

¿ Y tú como respiras?

Imagen

Nuestra respiración manifiesta todo estado emocional o físico, así como cualquier dificultad que tengamos.

Estar vivo supone respirar profundamente, sentir y moverse con libertad.

La respiración ocurre de forma inconsciente y automática. Ocupando un lugar especial entre los procesos corporales sobre los que apenas se pueden influir deliberadamente. Tenemos una puerta abierta hacia el sistema neurovegetativo, hacia sus trastornos, así como  hacia ciertas alteraciones del cuerpo. Por poner un ejemplo, cambios  en la glándula tiroides producen una respiración de tipo especial que ayudan a diagnosticar la enfermedad. Todo estimulo fuerte y repentino detiene la respiración.

Existen una gran  cantidad de sistemas y normas encaminadas a crear un efecto calmante mediante la liberación de la respiración y frecuentemente en la psicoterapia moderna lo utilizan como herramienta de trabajo.

¿No te has dado cuenta cuando tienes miedo que encoges tu pecho de forma involuntaria? ¿O cuando experimentas un susto repentino la contienes? Además de que cuando permaneces mucho tiempo inactivo, te vuelves cansado y aburrido.

La respiración tiene que ser libre y completa. No hay un movimiento concreto para aprender a respirar.

Es importante  entender esto para poder soltar  los músculos que intervienen en ella. Si tienen permiso para moverse,  el diafragma, los músculos de las costillas y del vientre despertaran al plexo solar  y es en este punto donde se  cruza el sistema nervioso vegetativo.

El aire debe entrar por la nariz y por la boca hasta la tráquea, los bronquios y los pulmones y salir por el mismo camino adecuadamente. Así aseguramos  provisión suficiente de oxígeno en todo momento y circunstancias. La mayor parte de los músculos de aparato respiratorio están conectados con las vértebras cervicales y lumbares, por lo que la respiración influye sobre la estabilidad  en la postura de la columna vertebral.

También el apretar la mandíbula y la tensión de los ojos afecta a la forma de respirar. Si los músculos de tu zona superior están tensos, estos no dejaran entrar el aire en tus pulmones y sobre todo no lo dejaran salir. Solo lo necesario para  sobrevivir.

Si aprendo a relajar mis ojos  convirtiéndolos en una grata manera de  percibir  y puedo también abrir mi mandíbula a la vez que la tensión cede en la lengua, notaré  sin duda  un cambio importante.

La nuca es una pieza maestra en este juego. No se debe esperar que se libere la respiración si la nuca misma no está libre. El nervio fénico nace de C4, la cuarta vértebra cervical y se adhiere de inmediato a la pleura antes de penetrar en el diafragma, cuyos movimientos comanda y el nervio neumogástrico pasa por el cuello antes de dirigirse a los pulmones, al corazón y al abdomen. Es un gran maestro de ceremonia del sistema nervioso autónomo.

Recuerda que respirar bien ayuda a tener una buena postura.

Todavía mas importante es saber que uno respira como vive.

¿ Y tú como respiras?

Te propongo lo siguiente:

Estírate sobre la espalda y y toma conciencia de tu cuerpo sobre el suelo:… su longitud, anchura, grosor. Observa todas las zonas de tu cuerpo que tocan el suelo  y la altura de los puentes donde  no se posan. ¿Te sientes relajado o todavía existen zonas de tensión?

Ahora toma conciencia de tu respiración. ¿Por donde respiras por la nariz o por la boca? ¿Y tu ritmo?  ¿respetas los tres tiempos de inspirar, espirar y de hacer  una pausa antes de volver a coger aire?…¿Puedes notar el movimiento de tu respiración?   observa en  tu  parte  supra umbilical, en tu tórax, en las clavículas, en las costillas, en el esternón ….y en tu espalda…

🙂 😉

 shutterstock_125683361


Deja un comentario

Con octubre empezamos los grupos…

Imagen

Se me ocurre para empezar, proponer un sencillo ejercicio a ver como andamos de  ese sexto sentido corporal al que llamamos propiocepción o conciencia corporal.

Solo necesitamos un papel y un lápiz. Cerramos los ojos y nos dibujamos. Si¡  a nosotros, nuestra forma, nuestro cuerpo.

Siempre hay protestas porque el sentido de la vista nos orienta, pero también nos engaña. No tenemos que juzgar ni ser críticos con el resultado.

Venga, abrimos los ojos y … a todos nos sorprende lo que vemos. Solo es información. Información de como percibimos nuestro cuerpo, de  que partes están mas conscientes y de cuales no. La observación es un punto clave en este trabajo. Porque eso nos ayuda a reflexionar sobre  nosotros mismos.

Es importante tenerlo en cuenta a la hora de los ejercicios, ya que  cada sensación nueva que tengamos  creará una nueva conexión entre nuestras neuronas y  nuestros músculos. Si conseguimos mejorar la información sensorial que llega al cerebro, mejorará nuestra postura y nuestros movimientos cotidianos obtendrán mas fluidez y armonía.

Bueno,  acabamos de comentar lo que hemos dibujado y empezamos con el trabajo corporal.

“¡¡Oído-Cocina¡¡”  ya sabemos algo mas de nosotros, tememos unos datos que antes no conocíamos.  Mas tarde,  al final de la clase volvemos a comparar…

Otro día repetimos  a ver que pasa,  a ver que nos muestra el papel.

🙂 🙂


Deja un comentario

Interpretar y tener dolor, ni normal ni aceptable.

ImagenGran parte de la población sufre dolores de espalda, por lo que este problema no es solo propio de los músicos.

Estos dolores, frecuentemente de origen muscular pueden ser  por diversas causas. Los músicos sufren estos dolores unidos a su practica instrumental. Los llamamos dolores funcionale , debido  frecuentemente a las  posiciones pasivas y demasiado estáticas que se ven obligados a permanecer. Lo que lleva directamente a las contracciones musculares largas y a veces constantes.

Ademas estas tienen la manía de transformarse en contracturas. De ahí que el dolor aparezca con mayor rapidez  cuando  se toca el instrumento.

El tratamiento sintomático va ir a la par con el trabajo corporal, osea será necesario actuar en el trabajo postural y gestual del instrumento para poder acabar con el origen del problema.

Las dos causas principales  de abandono de la practica instrumental son los bloqueos corporales  y los dolores,  ya que hacen desaparecer el placer  de la interpretación. Los que no abandonan se enfrentan  tarde o temprano a la cuestión del cuerpo y quizás esos hábitos ya lleven mucho tiempo instalados. Es por ello que la finalidad es despertar en el alumno una atención a las sensaciones corporales.  Es decir encontrar su sentido corporal. Ya que la corporalidad lleva directamente a la mejora de la musicalidad.

Resumiendo: Las tensiones encogen el sonido.

Es inútil buscar a musicalidad de un modo puramente intelectual, o en una búsqueda de la inspiración, estamos convencidos de que la encontramos en el cuerpo cuando  este funciona perfectamente en armonía con el instrumento. La mejora de los gestos y posturas contribuye directamente a  la mejora de la musicalidad.

 Un saludo 😉

Trabajo corporal, el primer paso para reencontrarte…

3 comentarios

¿Que puedes contar sobre tus grupos de gimnasia propioceptiva?

Hace unos días, leí el artículo que puso para AMIF en Facebook, nuestra compañera Cristina Hume sobre este tema. Su titulo era ” los sentidos  propioceptivos: el papel en la señalización  de la forma del cuerpo, la posición del cuerpo y el movimiento, y la fuerza muscular.” La verdad es que me animó bastante a seguir en esta dirección de trabajo ya que cada vez hay más estudios que nos ayudan a  comprender  como funcionan estos mecanismos, y así tener una nueva visión en ciertas clínicas.

Desde siempre he tenido una inclinación hacia este tipo de trabajos corporales. Antigimnasia de Thérèse de Bertherat, Diafreo con Malen Cicerol, Feldenkrais, Técnica de Alexander, Bionergetica de Lowen, y últimamente la gimnasia propioceptiva de Guilhaine Bessou y Anatomía para el movimiento de Blandine Calais-German, son las referencias que tengo para los grupos. Toda esta amalgama de técnicas y métodos me han ayudado  para dar más variedad a los tratamientos individuales que realizo, porque creo que es interesante dar movimiento y  conciencia corporal   después de un trabajo postural mantenido. Pero básicamente estos grupos se nutren principalmente de pacientes que se han tratado con el Método Mézières y quieren continuar  con un trabajo corporal de mantenimiento. También están las personas que tienen pequeñas dolencias y no necesitan sesiones individuales

.¿Cómo la llevas a cabo?

Supongo que cada uno hace según se siente más cómodo… a mí me gusta al principio de las clases, pedir  la opinión de cómo están y de cómo les ha ido la semana e intento adaptar la clase a la demanda del día.  Intento pensar  en “global” y a partir de eso voy  trabajando las diferentes partes del cuerpo, como en Mézières. Por poner un ejemplo, no se está obligado a trabajar el hombro si los ejercicios que hemos hecho antes de cadera, ya han conseguido relajarlo. También  creo que es interesante observar la dinámica del grupo en general, si es un grupo de personas mayores que tienden a no tener ganas de moverse, pues hay que proponer ejercicios sentados o de pie, o  si hay alguna persona que trabaja demasiado rápido y que se para al  cabo de cinco movimientos esperando la continuación, le tocara adaptarse. Respetando lo máximo que se pueda ese tiempo de integración del movimiento y  de conciencia, durante el ratito de  descanso. La palabra, la reflexión y la expresión de las emociones y de las sensaciones ocupan un lugar tan importante como el propio movimiento. A mí en particular me gusta verbalizar la sensación obtenida después de cada ejercicio, pero hay personas que cuando están en el suelo les gusta “sentir” y no interrumpir la integración. De todas formas lo que  realmente importa es respetar ese tiempo de pausa y tomar conciencia.

También es muy interesante en este tipo de trabajo, es haberlo hecho antes nosotros. Es decir, cuando se pide un determinado movimiento, antes  se tiene  que haber experimentado en nuestro propio esquema corporal, para así poder dirigirlo correctamente. Se tiene que conocer de primera mano, lo que van a sentir durante y después del movimiento. Solo así se puede dirigir de forma justa, en práctica y en concienciación.

¿Que tipo de ejercicios haces?

Son ejercicios que he ido aprendiendo de las diferentes formaciones y cursos que he hecho, Son ejercicios sencillos, rigurosos y respetuosos con el cuerpo, que ayuden a sentir los efectos de un determinado moviendo, para  luego sentir y comparar. También uso material para la práctica de estos ejercicios. Me gusta mucho trabajar con formas y texturas diferentes, desde palos de madera, pelotas de distintos tamaños, corchos, etc., es increíble la variedad que se puede obtener si uno es un poquitín creativo.

¿Y el resultado?

Pues es altamente recomendable, porque hay muchas personas que no les gusta la gimnasia tradicional por ser muy difícil para ellas y en estos grupos se les ofrece una oportunidad para trabajar el sistema osteo muscular, sin dejar de lado la reeducacion postural que hacemos, ya que estamos trabajando con  los sentidos propioceptivos. Es interesante comprender que no se va a muscular como en los gimnasios porque eso es acortar el músculo y por lo tanto apretar las articulaciones. Lo que pretendemos es hacer trabajar el musculo en el gesto justo y así encontrar tonicidad sin acortamiento. A parte está, y no hace falta ni nombrar todos los beneficios asociados que conseguimos  con la relajación y con la conciencia respiratoria.

This gallery contains 9 photos